Diario Sureste
Nacional

Maculís: el imponente y hermoso árbol que tiñe de rosa el sureste mexicano

Maculís características y propiedades

Los maculís tienen atractivas flores rosadas y su madera de gran calidad posee amplias propiedades medicinales e industriales.

El guayacán rosado, también conocido como tabebuia rosea, apamate o maculís, es un árbol perteneciente a la familia de las bignonáceas. Este árbol es originario de Centroamérica y América del Sur, y su distribución se extiende desde México hasta Perú. En México, se le conoce comúnmente como maculís, pero también recibe otros nombres como palo de rosa, macuili rosa y amapa rosa.

TE PUEDE INTERESAR:

Sin autos blindados ni protección especial: así viaja Sheinbaum por la CDMX

El guayacán rosado es valorado por su belleza y su resistencia a las condiciones climáticas adversas, lo que lo hace ideal para su uso en la ornamentación de jardines y parques. Además, sus flores son muy atractivas para las abejas y otros polinizadores, lo que lo convierte en un árbol importante para la biodiversidad.

Maculís, usos en la medicina

Por su belleza y sus múltiples usos, te contamos todo lo que necesitas saber sobre este increíble árbol.

Características del maculís

El maculís es un árbol de tamaño mediano que alcanza alturas de entre seis y diez metros, aunque en condiciones óptimas puede crecer hasta los 25 metros. Su tronco es corto y tiene una corteza de color pardo.

Las hojas del árbol son palmadas y constan de entre tres y cinco foliolos. La inflorescencia del guayacán rosado surge en ramilletes particulares, y sus flores tienen una forma acampanada con colores que varían entre rosa, lavanda y magenta. El fruto del árbol es una cápsula cilíndrica que contiene entre seite y diez semillas aladas.

Maculís, árboles rosados

Según un documento de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), el género Tabebuia, al que pertenece el árbol conocido como Tabebuia rosea, tiene alrededor de 100 especies en América tropical.

El árbol crece en suelos planos de origen calizo, ígneo o aluvial, pero prefiere lugares con problemas de drenaje, especialmente en bosques pantanosos o inundables. Los maculís se desarrollan bien en suelos conocidos como vertisol pélico y vertisol gleyco.

Maculís, propiedades medicinales

El rango de distribución del maculís se extiende desde el sur de México hasta el norte de Venezuela y el oeste de los Andes, llegando hasta las costas de Ecuador. Además, también se encuentra presente en las Antillas.

Este árbol no solo es hermoso, sino que también es muy útil en la región. Sus propiedades medicinales y su versatilidad en la fabricación de productos hacen que sea un recurso valioso para las comunidades locales.

Uso medicinal del maculís

Este árbol es rico en naftoquinona, un compuesto químico que está siendo estudiado como antídoto para el cáncer y que también tiene propiedades antimaláricas. Las hojas del árbol se utilizan para hacer té que alivia la fiebre, mientras que la corteza cocida se usa para tratar el paludismo, la diabetes, la tifoidea y eliminar los parásitos.

Maculís, árboles mexicanos

Además de sus propiedades medicinales, la madera de este árbol es de excelente calidad y tiene múltiples usos. Es utilizada en la elaboración de instrumentos musicales, como combustible, leña y carbón. En las zonas rurales, es utilizada en la construcción de viviendas y en la elaboración de implementos de trabajo, como mangos para herramientas agrícolas.

Maculís, propiedades y usos

La madera del árbol también es utilizada para fabricar muebles, gabinetes, postes, decoración de interiores, remos, chapa para madera terciada, lambrín, triplay, parquet, culatas para armas de fuego y ebanistería. Además, la flor del árbol es melífera, lo que la hace excelente para la apicultura.

Noticias relacionadas

Parque de la equidad, ejemplo de trabajo y voluntad: Mara Lezama

Diario Sureste

Se incendian camiones en bodega de Maxicarne en Cancún

Diario Sureste

¡Se buscan! Son los sospechosos de matar a 10 personas en Canadá

Diario Sureste